Cuando los Santos permanecen

Bienvenidos a nuestra web

Bienvenidos todos a nuestra WEB, dedicada a las Reliquias de los Santos.  Desde tiempo inmemorial, el ser humano ha sentido un respeto admirable por conservar y venerar los restos de aquellos que tuvieron la gracia de vivir una existencia de amistad con Dios, y a los que Dios mismo manifestó sus prodigios.  Cuando partieron de este mundo a la presencia Divina, nos dejaron sus restos... son RELIQUIAS. Restos, partes de sus benditos huesos, de sus vestiduras, sus objetos, sus tumbas...  Queremos en esta web enseñar fotografías de estas maravillas, hablar de ellas, y entre todos, hacer un sitio tranquilo donde poder conocer más sobre estos sacramentales, hoy tan absolutamente olvidados, que son las RELIQUIAS DE LOS SANTOS.

P.D.- Contamos con vuestra colaboración para mejorar siempre. Esperamos vuestras sugerencias, artículos, fotografías... Esta Web, es vuestra.

Así mismo, os animamos a participar en nuestro FORO.

BEATIFICACIONES Y CANONIZACIONES 2013

 

27 OCTUBRE 2013; La  Conferencia Episcopal Española  ha anunciado beatificación colectiva de más de 200 mártires españoles del siglo XX en octubre de 2013. Aunque el número exacto está todavía sin determinar, parece que "no serán menos de 300", ha dicho el portavoz de la Conferencia Episcopal.

Así lo ha indicado durante la presentación del Plan Pastoral de la CEE, válido hasta 2015, que lleva por título 'La Nueva Evangelización desde la Palabra de Dios. Por tu palabra echaré las redes', en el que se apunta que, los mártires del siglo XX en España son "un estímulo muy valioso para una profesión de fe íntegra y valerosa".   fuente; www.intereconomia.com

 

 

DE LA INTERCESION DE LOS SANTOS ARCÁNGELES

 

Cuando Dios hizo la creación, tuvo la consideración (EL todo lo hace perfecto) de crear a sus Lugartenientes.  Son los ARCÁNGELES. Aquellos que custodian el Solio del Señor, para interceder poderosamente por nosotros, los hombres.  He querido hacer esta pequeña referencia a los mismos, pues pongo bajo su protección esta web y a todos cuantos la visiten.

Invicto Arcángel San Miguel. Bienaventurado Arcángel San Rafael. Glorioso Arcángel San Gabriel. Que vuestra protección y patrocinio sea sentida por nuestras pobres almas que imploran vuestra poderosa protección. Líbradnos de todo mal, e interceded por nosotros ante Dios Nuestro Señor. AMEN.

ENTREVISTA A JOSE GARCÍA, GUARDIAN DE LAS RELIQUIAS DEL APOSTOLADO DE LAS RELIQUIAS

APOSTOLADO DE LAS RELIQUIAS es una colección de reliquias que pertenece a un particular. Tiene la consideración de ser una de las mayores colecciones de reliquias sagradas autenticadas que existen a nivel privado, y se compone de más de cinco mil piezas. Entre sus muestras podemos observar casi medio millar de tecas-relicarios que contienen trozos de huesos, de cuerpos incorruptos, de cabellos, de tegumentos... partes de los restos mortales de multitud de santos y beatos católicos, y todos ellos lacrados y certificados por sus respectivas órdenes religiosas.  Su administrador y guardián, D. José García, nos ha concedido una entrevista.

Antes de nada, agradecemos a José la deferencia que ha tenido en conceder esta entrevista en un momento que su salud es delicada. Recientemente ha sido hospitalizado y queremos manifestarle nuestro apoyo en el duro proceso de recuperación que ahora tiene por delante. Hemos tenido noticias de la decisión que se tomó de ofrecer parte de las reliquias de su colección bajo la custodia de otras personas. Queremos conocer más sobre la vida de alguien que desde hace más de 13 años lleva custodiando y protegiendo reliquias sagradas de miles de santos, por ello, reproducimos parte de la conversación que tuvimos con él.

 

- ¿Cómo surgió la idea de custodiar reliquias?

- Bueno, realmente no fue una idea que surgiera de la nada. Yo nunca fui un niño ejemplar. Era un trasto de crío. Más de ciencia que de creencia. Pero un día, sin saber por qué, ví un reportaje sobre el cuerpo incorrupto de San Fausto Labrador, y me llamó profundamente la atención. Comencé a documentarme, a estudiar, a conocer más sobre el asunto de los cuerpos incorruptos... y una cosa lleva a la otra...

- Y llegó la primera reliquia...

- Pues si. Pero te confieso que mi primera reliquia fue un pedacito de lazo tocado a los huesos de San Martín de Porres que alguien me dió... no recuerdo quién. Pero le tomé gran afecto a esa reliquia. Estaba tocada a los huesos de un santo. Y quise tener más reliquias. Y fui pidiendo algunas. Al cabo de unos meses tenía una cajita de madera llena de estampitas con reliquias. Les tenía mucha devoción, la verdad.

- Pero de ahí a las reliquias de huesos de Santos va un gran paso.

- Si, no cabe duda que es un paso importante, pero ¿sabes qué? no fui yo quien dió ese paso. La primera reliquia de los huesos de una beata que me dieron, con ese papel en latín, que no tenía ni idea de lo que ahí ponía, yo creía que era un trocito de madera del féretro o algo así... hasta que me documenté y mi sorpresa fue que era un trozo de los huesos de la mártir. Imagínate...

- Grata sorpresa para tí, me imagino.

- Muy grata. Luego a partir de ahí me fueron enviando reliquias nuevas. Conocí la Cruzada Internacional para las Santas Reliquias, a la que fui admitido como Caballero Orador. Fui registrado en el registro oficial de la Orden, se expidió mi Certificado, que aún lo ostento enmarcado y orgulloso de serlo. Y a partir de ese momento, la colección comenzó a crecer casi a diario.

- De todas formas, José, en esta andanza, hubo bueno y hubo malo...

- Si, mucho bueno, y no puedo decir que malo, pero si cosas raras. Hubo una persona que se le ocurrió la genial idea, o él pensaría, que urgando en historias de mi pasado (te recuerdo que no fui un niño ejemplar, precisamente, era un trasto) iba a echar por tierra una colección del tipo APOSTOLADO y se jactó de descubrirme una vida secreta, un no se qué... y no se cuántas historias que sinceramente, a quienes realmente me conocen, les causaron risa y lástima.

- ¿Y cómo te lo tomaste tú?

- A mi me dió exactamente igual. Yo se quien soy, cómo soy, y a lo que me dedico. A mi lo que otros digan de mi, sinceramente, me resbala. La envidia es un gusano que corroe el corazón de los hombres de una forma atormentadora y cruel, y deja la semilla de la discordia en ellos. Son personas que no tienen paz interior ni la tendrán nunca. Debemos rezar por ellos ante las benditas reliquias. No creo que una persona que no para de criticar y hablar mal de los obispos y de los sacerdotes, de condenar sus actos y decisiones, pueda tener paz interior. Obviamente si no lo hace con la Iglesia, no iba a hacerlo con el Apostolado.

- Pero sin embargo hubo una carta del Arzobispo de Sevilla que reconocía no saber nada del Apostolado ni de sus actividades...

- Normal. Resulta que el Arzobispo actual de Sevilla no es el mismo que en su momento conoció el proyecto. De Fray Carlos Amigó, que es quien supo del Apostolado y tenía inventario de todas las reliquias, es de quien guardo su permiso de veneración, sus bendiciones y sus cartas. A mi ya, lo que otros arzobispos digan, puedo entender que es normal, ellos no conocen ni yo les he contado nada del Apostolado. Pero es fácil usar esa falta de información para decir que como no sabe nada, todo es falso y mentira. Me tranquiliza saber que la Secretaría del Arzopispado de Sevilla, en su momento, me concedió el NIHIL OBSTAT, y es absolutamente original y verdadero. Es absurdo decir lo contrario, cuando tiene un número de registro, y puede comprobarse efectivamente en el mismo arzobispado su autenticidad. No sé como se atreven a tachar de falso un documento público oficial absolutamente auténtico, allá cada cual con su conciencia, ja ja ja!.

(Efectivamente quien tuvo conocimiento del Proyecto Apostolado de las Reliquias fue el Ilmo. Sr. Arzobispo Carlos, Cardenal Amigó Vallejo. El actual Arzobispo, Ilmo. Sr. D. Juan José Asenjo, desconoce sobre el Apostolado. En el tiempo que el mismo ocupó la Silla Episcopal de Sevilla, el Apostolado de las Reliquias ya se había trasladado a las Islas Canarias, de cuyo conocimiento tuvo por escrito el Ilmo. Sr. D. Francisco Casés Andreu, Obispo de Las Palmas)

- En estos trece años de Apostolado, José, se han hecho muchas cosas...

- Muchas... si yo te contara... Pero no me voy a vanagloriar en ello.

- La idea del Apostolado... ¿Con qué intención surgió, realmente?

- Bueno, la intención del Apostolado de las Reliquias era hacer publicidad, básicamente informar al público en general sobre todo lo concerniente a un tema tan interesante como olvidado, como son las reliquias. Antiguamente las reliquias tenían una gran consideración, incluso la importancia de las abadías y los monasterios dependía de la cantidad y calidad de las reliquias que tenían en ellos. Ahora se olvidan, se pierden, se venden, se compran... se están desacralizando, y es una verdadera lástima que ello suceda, entre otras cosas, porque no dejan de ser cosas sagradas. Quien tiene un poquito de sensibilidad por las cosas sagradas, sean de la religión que sean, puede hacerse una idea de esto que digo.

- Pero, seamos sinceros... esto va a suceder siempre.

- Si, lamentablemente creo que si. Pero bueno. A pesar de ello, me propuse que las reliquias al menos que tengo bajo mi custodia, esas serían veneradas como Dios y Nuestra Santa Madre Iglesia mandan, y que no sufrirían profanación alguna. Intento por todos los medios posibles aumentar el número de reliquias, para salvaguardarlas de la profanación y la pérdida. Y de momento, lo estoy consiguiendo con más de cinco mil reliquias sagradas.

- Jose... ¿Y cuando tú no estés?

(Aquí se hizo un silencio gélido...)

- Bueno, cuando yo no esté, confío que habrá alguien que continúe mi labor. Todos los días lo pido al Señor. Estoy seguro que la obra APOSTOLADO DE LAS RELIQUIAS no morirá cuando Dios me llame a mi. Entre otras cosas, porque esto no es obra de un hombre, sino de Dios. El se sirve de mi ahora, como estoy seguro en un futuro se servirá de otros. No cabe duda que esta primera etapa es la más complicada, la de mayores sacrificios, sufrimientos y dificultades, pero sin duda, será para una labor preciosa.

- ¿Cuál sería tu mayor logro en estos momentos?

- Mi mayor logro no se... tal vez ser santo, ja ja ja!. Pero a un nivel más material, creo que mi alma y todos mis esfuerzos se verían recompensados si algún día quisiera Dios que algún alma caritativa hiciera donación de un lugar donde poder exponer todas las reliquias al público.

- Un Museo, dices...

- Si, algo parecido a un museo, pero de Reliquias. Son muchos los cuadros relicarios que se conservan, muchas las reliquias y objetos sagrados, y sería precioso que el Apostolado de las Reliquias tuviera un local, un lugar donde tener las reliquias expuestas a la pública visita y donde tener una capilla dedicada al Sepulcro donde guardo los huesos sagrados.

- Cuando dices huesos sagrados, te refieres a las reliquias ex ossibus...

- Si, a las reliquias de huesos, de trozos de cuerpos incorruptos, de cabellos... restos mortales en general. Son cientos los fragmentos de restos corporales que conservo en el Arca Santa, y que merecerían una capilla- cripta donde descansaran. Creo que sería precioso. Esta idea ya la consulté con amigos sacerdores y religiosos, y les pareció una idea excepcional. Así que pedimos en nuestras oraciones que el Señor nos ayude en la obtención de un lugar para ello.

- ¿Hay sacerdotes y religiosos en esta obra?

- Bueno, Apostolado de las Reliquias es una obra para todos. Si, tengo muy buenos amigos sacerdotes, religiosas y religiosos de distintas órdenes que apoyan y bendicen esta obra. Y casi a diario recibo cartas y mails de apoyo y solicitando consultas y ayuda para obtener reliquias.

- ¿Es importante para tí que haya interés de la Iglesia?

- No se trata de importancia o no para mí. Las Reliquias son "cosa de la Iglesia", por lo tanto, debe estar ahí siempre, en todo momento. Yo me siento feliz de que ella siga ahí, y en todo momento me tiene a su disposición. Es mi deber como católico. Mi actual párroco y el obispo de Canarias conocen la obra, pero no se pronuncian al respecto. Creo que es la postura más correcta. Tampoco se está haciendo nada malo ni nada que deba corregirse.

- ¿Qué dirías a aquellos que no creen o no tienen fe?

- Bueno, no es incumbencia mía meterme en la vida de nadie, cada uno es libre de creer o no creer, tener o no tener fe. En todo caso, si les sirve de algo, puedo decirles que yo, gracias a mi fe, soy feliz, puedo decir que soy feliz. Y espero y pido a Dios que cada día aumente mi fe. Creo que una persona con fe es mejor persona, porque de alguna forma, se dá más a los demás. No se. Es mi pensamiento.

- ¿En qué se diferencia la vida de una persona normal y la de un guardián de reliquias?

- Sinceramente en nada. Yo tengo una vida normal. Intento por todos los medios posibles ser buena persona, hacer mis oraciones diarias, confesar y comulgar con la mayor asiduidad posible, y respetar y tener devoción por las cosas sagradas. Creo en la intercesión de los Santos, y créeme si te digo que he visto auténticos milagros, demasiados como para no creer. Pero por lo demás, quienes guardamos reliquias no dejamos de tener una vida normal.

- ¿Qué tipo de proyectos lleva a cabo el Apostolado, actualmente?

- Bueno, hoy día el Apostolado de las Reliquias ha centrado su actividad en proteger reliquias de la pérdida y la desacralización. Lamentablemente hay muchas reliquias en anticuarios, en mercadillos de antigüedades, en coleccionistas que las venden, y es una lástima. También hemos encontrado autógrafos auténticos en estos mismos sitios, de personas que hoy son beatos o santos. Lo que el Apostolado pretende es recuperar esas Reliquias para protegerlas de la posible pérdida, luego algunas las mantenemos en custodia, para exponerlas, y otras las devolvemos a sus conventos o parroquias de donde fueron robados. También hemos ayudado a parroquias y conventos a obtener reliquias corporales de sus santos titulares, a recuperar reliquias robadas, también boicoteamos subastas de reliquias que encontramos en internet... Una auténtica cruzada contra todo lo que atente contra la integridad de las reliquias santas.

- Pero todo esto conlleva gastos...

- Si, muchos. Pero bueno, mientras Dios me siga concediendo salud y trabajo, puedo permitirme dedicar parte de mis ingresos laborales en esta labor. También cuento con ayudas y en ocasiones algún pequeño donativo que me envían para ayudarme en esta causa. Poca cosa, la verdad, pero cuando no tienes nada, toda ayuda es de agradecer. El Apostolado lleva más de trece años trabajando con los mínimos recursos, todo lo hacemos por amor al arte, pero lo hacemos porque nos sentimos comprometidos con la Santidad. Todos los donativos que nos ofrecen son bienvenidos, aún hay muchas reliquias en anticuarios, que tenemos localizadas, y esperamos poder rescatar algún día, Dios mediante...

-Las comparaciones son odiosas, pero... ¡¡pareceis Caballeros Cruzados!!

- Ja ja ja! Muchos me lo dicen, pero no no, para nada. Somos personas normales. Es inevitable que algunos lo piensen, si, es cierto, pero nosotros (al menos yo) no soy monje, ni voy cortando cabezas de infieles ni nada por el estilo. Es más bien una afición que tengo y que al mismo tiempo me llena el alma. Me siento feliz, aunque indigno, de ser guardián de un tesoro de estas características. Sé que es algo especial, que no todo el mundo tiene esta oportunidad, y eso me hace sentir agradecido a Dios. Creo que no podría vivir si me desprendiera de las reliquias. Me siento protegido, me siento agradecido, y me siento bien...

- José, ¿tentaciones? a vender reliquias, a beneficiarte de ellas...

- Creo que la tentación es un mal inherente a la condición humana. A ver, dada la crisis actual por la que atravesamos, no hay trabajo, no hay ayudas, casi comemos por la caridad de nuestros vecinos, amigos y conocidos, puede pasarse por la cabeza el tráfico de reliquias, para qué negar lo evidente... Pero no, nunca, jamás, ni lo he hecho, ni lo haré, ni permitiré que tal cosa se haga. Creo que es más útil pedir a Dios ayuda orando ante las benditas reliquias que venderlas. Dios nos libre de semejante cosa. Y te digo, hay algunas personas que nos ofrecen alimento y ayudas, tanto para nuestros hermanos como para ayudar a otros hermanos necesitados. Pero eso es harina de otro costal. Quien trabaja, merece su sustento, dice el Señor.

También hay quien me ha ofrecido cantidades importantes de dinero por algunas reliquias, en concreto por reliquias del cuerpo de Santa Teresa de Jesús, o huesos de Santiago Apóstol... Hay gente para todo. Recuerdo que en una ocasión, para aleccionar a uno de estos, le regalé la reliquia, con una carta donde le dejé bien claro que las Reliquias NO SE VENDEN.

EL SANTO SEPULCRO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

El Santo Sepulcro. Lugar Santo para muchos millones de fieles. Lugar de sepultura del cuerpo del Señor tras su descendimiento de la Cruz. Aunque es significativo para los Católicos, su custodia está a cargo no solo de católicos romanos, sino también de armenios y greco-ortodoxos.

Cuando los romanos destruyeron Jerusalén, pusieron muchos lugares santos en la mano de los paganos, y el santo Sepulcro no se libró. Fue hecho trizas. Afortunadamente se pudieron recuperar muchos e importantes fragmentos del mismo.

 

Mostramos a continuación tres fotografías de una Reliquia excepcional. Se trata de una Roca del Santo Sepulcro. Como puede verse se encuentra autenticada con el lacre de la Custodia de Tierra Santa, y se acompaña además de su certificado de autenticidad.  Su depositario es D. José García, Guardián de las Reliquias del APOSTOLADO DE LAS RELIQUIAS, quien amablemente nos ha dado permiso para publicar estas bellísimas imágenes.

Roca del Santo Sepulcro expuesta en veneración

Arriba y abajo, detalles del lacre de autenticidad que certifica la Roca. Puede leerse SIG. ADM. SANT. C.T.S. JERUSALEM (Sello de la Administración Santa Custodia de Tierra Santa, Jerusalén)

 

RELIQUIAS INSIGNES CELEBRES

 

Dentro de este mundo de las Reliquias, contemplamos varias categorías en las que todas ellas, básicamente, son clasificadas. Y atendiendo a esta clasificación podemos hallar todo tipo de reliquias.  (Ver clasificación al márgen de esta misma web).

Por ello, quiero hacer un breve recorrido por algunas reliquias insignes célebres. Aquellas que son parte entera de un cuerpo (mano, cráneo, mandíbula, costilla...)

La fé puede llevar al hombre a hacer cosas extrañas, aunque guardar y venerar los huesos de sus congéneres santos no es algo nuevo.

Cadera de San Fructuoso, mártir.

 

Corazón de San Camilo de Lelis.

Corazón del Santo Cura de ARS.

Cráneo de San Cuthberto mártir

Cráneo de San Pedro, mártir.

Cráneo de San Victoriano de Assan.

Cráneo de Santa Eufemia.

Mano de San Leopoldo Mandic.

Mano de San Stephen

Mano de Santa Agueda (o santa Agata)

Mano de Santa Catalina de Siena

Mano del Beato Pacífico de Venecia.

Cráneo y diversos huesos de Santa Catherina.

Mano de San Juan Crisóstomo.

Corazón de Santa Teresa de Jesús.

Brazo de Santa Teresa de Jesús

Mano izquierda de Santa Teresa de Jesús.

 

Iremos subiendo más fotos.  Si quereis colaborar enviando vuestras fotos de reliquias insignes, podeis hacerlo a nuestro mail.

relicariosweb@live.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CORPOSANTOS; CUERPOS INCORRUPTOS

 

Hace ya bastantes años que estamos acostumbrados a visitar reliquias de santos en nuestras parroquias y catedrales, que nos son mostradas en bellos relicarios y artísticas urnas. Y aunque nos causa un sagrado respeto contemplar los restos de los huesos de un santo en una capsula sellada, no olvidamos que esos restos ya han sido tratados y se nos muestran adecentados a la vista.

Cuerpo incorrupto del Beato Pio IX en su tercera exhumación.

Lo realmente impactante viene cuando lo que contemplamos son los restos tal como los deja el paso del tiempo dentro de su sepulcro…

La inmensa mayoría de los procesos de beatificación y canonización concluyen con la exhumación y el reconocimiento canónico de los restos mortales del candidato a santo, con tres  motivos principales; el reconocimiento de sus restos, la conservación de los mismos, y la extracción de reliquias.

Cuerpo incorrupto del Beato Giovanni Guerulidi cuando fue escaneado para su estudio.

Me gustaría hacer eco en este artículo de varias fotografías de los restos de algunos siervos de Dios, tal como fueron  encontrados en sus sepulcros.  Para algunos se les puede antojar una falta de respeto. No considero tal cosa, pues de esos restos, parte de los mismos, proceden nuestras reliquias, que veneramos como los diamantes más puros, y los estimamos más que el oro, en palabras de aquellos discípulos de antaño cuando se referían a los del Glorioso Policarpo.

Así fue hallado el cuerpo del Padre Pasqualino Kanzii.

Muchos cuerpos han aparecido manifestando una incorruptibilidad no propia de los restos mortales de una persona, y aún a pesar de ello, se han cubierto con máscaras para su manifestación a los fieles. Pero a nosotros, los que coleccionamos reliquias, nos interesan este tipo de fotos, reales, del estado de conservación de las mismas. Cuando menos, son dignas de ver.

Corposanto de D. Pascual Martínez, como lo encontramos en Miranda del Ebro.

Una pregunta interesante respecto de este tema sería; ¿Existe diferencia entre un cuerpo incorrupto y una momia? Porque estamos acostumbrados a oir ambos términos, pero ¿sabemos realmente a qué designa cada uno?

Momia es un cuerpo seco, que sufrió desecacaión acelerada en el proceso de putrefacción, por lo tanto encontraremos una piel seca y apergaminada, rígida y quebradiza sobre huesos secos igualmente. Es rígida, en ocasiones encoje un poco su tamaño en vida (por la falta de agua).  Lo que siempre hemos visto que los arqueólogos descubrían en Egipto. Vamos, lo que es una momia.

Cuerpo Incorrupto es un fenómeno que solo sucede dentro de personas católicas. Al morir, su cuerpo permanece fresco, flexible, con su color y aspecto natural, y así se mantiene, sin olor, sin que el proceso de putrefacción dé inicio, en ocasiones por siglos.  Un fenómeno que no tiene explicación para la ciencia, puesto que esos cuerpos no recibieron tratamiento químico alguno.  ¿Un milagro? pues señores, va a ser que si... pero de esos milagros que se tienen en la mano, y ni aún así, con todos los estudios que se hagan, se conocen las causas que lo produce. Recordemos a Santa Bernadette Soubirou, por ejemplo, que apareció intacta y flexible, como dormida 40 años después de su muerte, fue lavada y puesto hábito nuevo, y en la segunda exhumación se halló exactamente igual que en la primera, e igual que el día de su muerte.

Ocurre que los católicos llamamos cuerpo incorrupto a cualquier resto de santo o beato que haya aparecido más que sea momificado. Pero era interesante hacer esta reflexión.

Contacto

Relicarios

relicariosweb@live.com

España

Buscar en el sitio

CLASIFICACIÓN DE RELIQUIAS

Según las fuentes consultadas, las reliquias se clasifican en;

PARTICULAS; Que son pequeñas porciones de reliquias.

INSIGNES; Que son partes completas.

 

Y según la Categoría podemos encontrar;

PRIMERA CLASE; Restos mortales de los santos, fluídos, sangre, huesos, piel, cabellos.

SEGUNDA CLASE; Hábitos, u objetos que usó durante su vida.

TERCERA CLASE; Tumbas, objetos tocados a ellas y a reliquias de primera y segunda clase.

© 2013 Todos los derechos reservados.

Hacer web gratis Webnode